Miércoles, 01 Octubre 2014  
 
 
Inicio
Quienes Somos
Contacto
Videos
Saludos Mi Vallenato
Tenemos 12 invitados conectado(s)
 
MIVALLENATO
 
 
MEDIDOR DE PAGINAS DE INTERNET

 
 
  
 
GoogleBúsqueda personalizada
Mi amigo… ¡FELIPE PELÁEZ! Feliz Cumpleaños PDF Imprimir E-mail
Escrito por freddy vitola   
Lunes, 07 de Febrero de 2011 06:26

Por: Evalcar

De antemano confieso que me gusta el vallenato. Desde muy niño aprendí a querer este género musical, aunque no nací ni en la Guajira ni en el Cesar. Cuando escuché por primera vez en mi grabadora Silver -que me había regalado el niño Dios en navidad- esa canción de Beto Zabaleta con Emilio Oviedo, titulada La ley del embudo, nació en mí una especie de encanto por esta música que con el paso del tiempo se ha ido cimentando. Pero aclaro también que no me gusta todo tipo de vallenato.

Me agrada el autóctono, el que describe los paisajes costumbristas, el que le canta a la vida, a los amigos, al ser amado. Rechazo el que contiene letras chabacanas, groseras, que le cantan al despecho y que en lugar de sembrar esperanzas lo que hacen es deprimir y causar desilusión en los oyentes. Entiendo que como todo, el vallenato fue evolucionando y es así como hoy vemos tantos grupos nuevos, muchos de los cuales se han cobijado bajo la figura de una etiqueta que algunos mal llaman “la nueva ola”.

Al principio no me gustó porque me pareció algo facilista, que si bien es cierto satisfacía una necesidad en los jóvenes, no aportaba mucho al género. Pero luego lo fui asimilando y aquí jugó un papel importante un artista que le dio status a esta nueva corriente. Con sus canciones, su estilo original, su sed de innovar y proponer cosas, y ese don de gente -que solo pocos tienen- fue labrando el terreno para que hoy miren a este movimiento de otra manera.

 

Les hablo de mi amigo Felipe Peláez. El Cantautor de Moda, El Poeta que le canta al Amor, El Poeta que canta Vallenato, El Pablo Milanés del Vallenato, son algunos de los calificativos que se utilizan hoy en día para destacar a este joven cantautor guajiro, que a punta de pulso y tesón ha logrado abrirse paso en este difícil mundo de la música.

No fue fácil para él. A pesar de los muchos años que tiene de trabajo en el medio, varias puertas se le cerraron cuando intentó demostrar que podía cantar sus propias canciones. Más de uno se rió en su propia cara y algunas inventaron excusas tan flojas como aquella que no sabía saludar en los discos, como si para eso se tuviese que hacer algún curso intensivo o algo por el estilo. Cuando FELIPE decidió mostrar el talento que tenía y no escuchar más las voces negativas que llegaban a sus oídos, entró por la puerta grande.

Atrás quedaron los días en que era simplemente el productor o director de otros proyectos. Aquí ya no importaba si había sido el que llevó por primera vez a Silvestre Dangond a Sony Music o le había hecho su sencillo de muestra para la disquera. Tampoco si produjo los primeros discos de Peter Manjarrés o si le había dado sus canciones a Joe Arroyo, Poncho Zuleta, Otto Serge y pare de contar. Ahora era él y el público.

Ese monstruo de mil cabezas que consagra o acaba a un artista. El que verdaderamente decide: quién sí y quién no. Todavía recuerdo como si fuera hoy el lanzamiento de A Paso Firme, la producción que lo metió en el grupo de los grandes. Cuando escuché por vez primera la canción Lo Tienes Todo sentí en mi interior algo que me decía que estábamos ante un fuera de serie, alguien con un don especial, que con su voz y la letra de sus canciones transmitía una paz y una dulzura que invitaba a soñar y a creer en el amor.

No me equivoqué. Era el nacimiento de un artista de talla internacional, poseedor de una gran versatilidad que le permite cantar cualquier género. Hoy ha conquistado no solo el mercado colombiano. Ya es ídolo en Venezuela y se proyecta con mucha fuerza a otros países. La gente aprendió a quererlo y a valorar su talento. Valió la pena esperar y no desfallecer. En lo que a mí respecta tengo mucho que agradecerle.

Aprendí con su música a creer aún más en el amor, a soñar, porque los sueños son alcanzables si trabajamos por ellos, que lo nuestro es tan bueno como lo de afuera –sino que lo digan Fernando Echavarría, Eddy Herrera, Gilberto Santarosa, Liz, y todos aquellos que lo han invitado a grabar con él- que se puede ser famoso sin dejar de ser humilde y agradecido, que ante todo hay que tener: clase y don de gente.

Ese es mi amigo Felipe Peláez, al que hoy he querido decir estas cosas porque está de cumpleaños y qué mejor manera de felicitarlo que dándole las gracias por el aporte que le ha hecho a nuestra música y por enseñarnos, que aunque las cosas se muestren difíciles, aunque imperen la violencia y la maldad, nunca debemos dejar de creer en el AMOR, porque el AMOR…TODO LO PUEDE.


Mi Vallenato Tropical
Última actualización el Lunes, 07 de Febrero de 2011 06:32
 
 
 
 
MIVALLENATO
 
 
TWITTER

YOU TUBE CANAL DE MUSICA

 


© 2014 MI VALLENATO TROPICAL - SOMOS LOS NUMERO UNO EN VALLENATO
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.
Diseño: Soyate.com